Inicio EDUCACIÓN Historia de éxito de Laboratorio de Investigación de la UPR es destacada...

Historia de éxito de Laboratorio de Investigación de la UPR es destacada en prestigiosa revista científica de los Estados Unidos

0

SAN JUAN — La historia de éxito que acompaña la interesante trayectoria profesional del doctor Gregory J. Quirk, investigador y catedrático del Departamento de Psiquiatría y Anatomía de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico fue publicada hoy en la importante revista científica The Journal of Neuroscience a través de su artículo Neuroscience Research and Mentoring in Puerto Rico: What Succeeds in This Environment? 

“El éxito de este proyecto en Puerto Rico superó con creces mis expectativas originales. Por lo tanto, pensé que podría ser útil identificar los factores responsables de este éxito, con la esperanza de facilitar el desarrollo de laboratorios en diversos entornos. La creación de un entorno de investigación y capacitación eficaz depende menos de la personalidad del director y más de la práctica adecuada de las actividades que fomentan el crecimiento intelectual. A nivel personal, este proyecto ha sido enormemente gratificante. El ambiente único en Puerto Rico fomentó mi mejor trabajo y estoy muy feliz de haber establecido mi laboratorio aquí”, expresó el también Catedrático del Departamento de Neurobiología de la Escuela de Medicina del RCM.

El investigador se destaca por una trayectoria profesional de más de 20 años desde que llegó a Puerto Rico para establecer su primer laboratorio de neurociencia y un programa de investigación sobre la extinción del miedo condicionado. En la publicación, el doctor Quirk discute las prácticas que han contribuido al éxito de su laboratorioubicado en la Escuela de Medicina del RCM, de manera que hayaservido como guía para los investigadores que inician sus laboratorios en Puerto Rico y otros países. 

Diez años después de haberse establecido en la Isla, Quirk fue reclutado por la Escuela de Medicina de la UPR. Este movimiento le permitió expandir el laboratorio y extender su investigación deroedores a monos y humanos. Inicialmente, Quirk estuvo apoyado por un programa de diversidad de los Institutos Nacionales de la Salud: Apoyo de Investigación Biomédica de Minorías, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales, y más tarde por el Premio FIRST (R29) del Instituto Nacional de Salud Mental. 

Esta subvención, la cual ha sido renovada en cuatro ocasiones, fue la primera en Puerto Rico en recibir un Premio Presidencial de Carrera Temprana y luego un Premio MERIT de los Institutos Nacionales de la Salud. Otras subvenciones para Puerto Rico lo fueron una otorgada por el Centro P50 de CONTE, un Premio Camino a la Independencia (K99-R00) para su postdoc y Premios de Finalización de Disertación (R36) para sus estudiantes graduados, todos financiados por el Instituto Nacional de Salud Mental.

El primer trabajo de investigación del laboratorio apareció en el Journal of Neuroscience en el año 2000 y se ha citado aproximadamente 900 veces. Su trabajo en Puerto Rico ha producido más de 80 artículos, que se citan más de 2,000 veces al año de acuerdo al Google Scholar. 

Uno de los logros más significativo del laboratorio del Dr. Quirk ha sido la capacitación de 130 jóvenes, 90% de los cuales son de Puerto Rico y América Latina, y el 50% son mujeres. Este número incluye profesores, residentes, estudiantes de doctorado y becarios postdoctorales. Muchos de estos aprendices han tenido éxito en becas posdoctorales, práctica clínica y cargos docentes en América Latina y los Estados Unidos, fortaleciendo la imagen de Puerto Rico en neurociencia.

“Los desafíos que existen para establecer un laboratorio de investigación productivo requieren enfoques creativos y soluciones alternativas. Una descripción de nuestras prácticas en el laboratorio está intercalada con declaraciones personales de los alumnos provenientes de Puerto Rico y otras partes de América Latina. El éxito de un laboratorio de investigación se debe a muchos factores. Si bien, la experiencia previa del Investigador Principal es importante, creo que el éxito de un laboratorio depende más de la práctica de actividades específicas que crean el ambiente óptimo”, expuso el doctor Gregory J. Quirk.

De acuerdo con el investigador, fueron cuatro factores los que contribuyeron grandemente al éxito de su laboratorio, estos son: la realización de clubes semanales, reuniones de laboratorio cada semana, reuniones individuales semanales y los Retiros Anuales de la Filosofía de la Ciencia.

“Después de pasar una entrevista grupal con todo el laboratorio, los estudiantes universitarios son asignados a un estudiante graduado o postdoctorado que los guía y dirige. Cada graduado o mentor postdoctoral dirige a entre dos y cuatro ​​mentoreados de pregrado, formando así un equipo de trabajo. De esta manera, el estilo de tutoría que benefició a la estudiante graduada se transmite a sus mentoreados, desarrollando así habilidades de liderazgo y tutoría en la estudiante graduada. Nos tomamos el tiempo para explicar conceptos difíciles y de integrar a los estudiantes universitarios durante nuestras reuniones. Cada mentor pasa tiempo con sus mentoreados fuera de las reuniones de laboratorio, ayudándoles a captar ideas claves y a desarrollar su pensamiento crítico”, concluyóel doctor Quirk.