Gobernador firma ley para establecer política pública sobre economía colaborativa

SAN JUAN — El gobernador Ricardo Rosselló Nevares firmó el Proyecto del Senado 840, el cual establecerá los procesos adecuados para el diseño y la ejecución de la política pública del Gobierno de Puerto Rico sobre la economía colaborativa.

 

La economía colaborativa (conocida como sharing economy en inglés) se define como el consumo colaborativo donde los consumidores rentan bienes y servicios entre ellos mismos.

Tactical RP

 

“Esta ley de avanzada permite que Puerto Rico cuente con un marco procesal que permita responder a la economía colaborativa local de forma rápida, consistente y transparente. Además, destaca la importancia de balancear el interés público y de incentivar una nueva actividad económica con la protección de las industrias que están debidamente establecidas y reguladas”, sostuvo el primer ejecutivo.

 

Rosselló Nevares agregó que “nuestra apuesta a la economía colaborativa forma parte de los esfuerzos de administración para atraer mercados nuevos y demostrar que estamos abiertos para hacer negocios y conectar con el resto del mundo”.

 

La medida de la autoría de la senadora Zoé Laboy requiere que el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) elabore —con la recomendación e insumo del comité que se crea mediante la ley— los estándares y las guías que reflejen la política pública dispuesta para que sea considerada en las agencias durante el desarrollo de la reglamentación.

 

Dicha reglamentación debe ser consistente con los principios que provee la ley para atender la economía colaborativa, los cuales están basados y que propenden a la neutralidad, a la protección del bienestar general y a la eficiencia a la hora de atender las gamas en que se pueda presentar la innovación.

 

El comité asesor creado por la medida tendrá la responsabilidad de asesorar al DDEC en la evaluación, elaboración e implementación de los reglamentos de la economía colaborativa, así como en el cumplimiento de los reglamentos y objetivos de esta ley.

 

Por su parte, la senadora Zoé Laboy expresó que “la economía colaborativa ya dejó de ser una novedad para convertirse en una tendencia en el desarrollo de nuevos negocios. Con este proyecto nos propusimos garantizar que se establezcan procesos adecuados para el diseño y la ejecución de una política pública que fomente el desarrollo de la economía colaborativa en Puerto Rico, sin que impacte adversamente a los proveedores de servicios que ya operaban en nuestra isla. Confiamos en que esta iniciativa sea otra muestra de que, identificando vías de hacer las cosas de forma diferente, podemos lograr excelentes resultados”.

 

El comité asesor lo presidirá el secretario de DDEC y estará compuesto por el secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, el secretario del Trabajo y Recursos Humanos, el secretario de Estado, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, el director de la Oficina de Gerencia Municipal de la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la principal oficial de Innovación u otra persona que designe el gobernador. 

 

El secretario de la Gobernación y director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación, Ricardo Llerandi, manifestó que “definitivamente la forma de hacer negocios ha evolucionado y para poder atemperarnos a esta nueva realidad empresarial, Puerto Rico Emprende ha desarrollado iniciativas innovadoras como el Apps & Videogames Challenge. Por medio de estas iniciativas continuamos fomentando la nueva generación de empresarios digitales, promoviendo su desarrollo y que puedan incursionar en el mercado exterior”.

 

El funcionario también explicó que “para posicionar a la isla como destino de inversión para la industria de videojuegos es importante tener una industria local robusta. Esta iniciativa permite al talento local desarrollar sus proyectos desde aquí”.

 

Mientras, el secretario del DDEC, Manuel A. Laboy Rivera, sostuvo que “este sector económico ha crecido significativamente en los pasados años; sin embargo, en Puerto Rico son muy pocas las empresas que utilizan este modelo. Esta iniciativa del Plan para Puerto Rico, que ahora pasa a ser ley, aclara y agrupa la reglamentación de este sector económico bajo un solo organismo. De esta manera, evitamos regulaciones encontradas que beneficien solo a algunas industrias y generamos un ambiente más seguro para continuar fomentando el crecimiento de este sector económico.

 

Laboy Rivera también indicó que “la economía colaborativa tiene un crecimiento económico multimillonario indiscutible a nivel mundial y esto sin duda representa una gran oportunidad para Puerto Rico”.

Asimismo, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, puntualizó que “la economía colaborativa permite que el visitante tenga acceso a una oferta de alojamiento más amplia y que más puertorriqueños participen de la derrama económica que genera el turismo, democratizando así la participación en el sector y permitiendo que municipios que no participaban del turismo por no contar con hoteles tradicionales, ahora puedan recibir visitantes. Mediante esta ley se trabajará la regulación necesaria para incentivar al sector mientras que se salvaguardan los elementos de fiscalización necesarios”.

 

El primer ejecutivo afirmó que su administración continúa convirtiendo a la isla en terreno fértil para hacer negocios y al Gobierno en un ente facilitador para hacer negocios mediante mecanismos de transparencia adecuados y certeza en la gestión gubernamental.

Como parte de las iniciativas que se han llevado a cabo, Rosselló Nevares recordó la implementación de la Ley Medicinal, con una política pública a favor del cannabis medicinal, así como la Orden Ejecutiva 2019-06 para promover el cáñamo industrial.

 

Por otro lado, se han incorporado en el nuevo Código de Incentivos la criptomoneda y la cadena de bloques (conocida en inglés como block chain) como nuevas actividades económicas.

 

Asimismo, se está promoviendo legislación para autorizar las apuestas en eventos deportivos y eSports, ya que se ha demostrado que este segmento de apuestas tiene un impacto multimillonario a nivel mundial.