Inicio SALUD Cinco consejos para los “adictos al trabajo”

Cinco consejos para los “adictos al trabajo”

0

SAN JUAN—  El pasado 5 de julio se celebró el Día Nacional del “Workaholic” o adicto al trabajo. Es común bromear entre familiares y amigos cuán workaholics somos, o cuán workaholic es uno de ellos, pero ¿internalizamos realmente lo que eso significa?

Para ello es importante conocer el contexto generacional en donde nos ubicamos ahora. La generación X, nacida entre el 1965 – 1979, entre las edades de 40-54 años y los más adultos de los Millennials nacidos entre 1985-1994 entre las edades de 32-39 años actualmente son la fuerza trabajadora.

Ambas generaciones vivieron los años de la crisis económica y la mayoría aún hoy, especialmente en Puerto Rico, que aún vive en crisis económica, luchan por ostentar un espacio estable a nivel financiero en el mundo laboral o de los negocios. Luchan constantemente contra todos los obstáculos que se les presentan en el camino que les permita tener un respiro. La pregunta es: ¿pero a qué precio?

¿El precio del dinero y de “tener”?

Estar estable a nivel económico es importante, pero igualmente importante es, y puede sonar trillado, comprometernos en tener un balance en la vida. Al final, si no nos comprometemos con establecer ese balance no importa cuánto dinero o éxito acumulemos, no nos servirá de nada. Nos iremos como llegamos, sin nada.

Pero, así nos arrastra el tren de vida de este siglo, de tal manera que nos creemos que lo realmente importante es todo lo que tenemos materialmente y el consumismo nos hace creer que debemos buscar cómo ganar más; cuando en realidad este ajoro y estrés solo nos consume, nos enferma, y nos va apagando poco a poco a veces sin darnos cuenta.

Esto no quiere decir que no seamos ambiciosos y que no podamos desarrollarnos en nuestros empleos o proyectos de emprendimiento. Es que debemos añadir ese espacio de balance como parte de esa ambición. Debemos ambicionar,como misión, con el mismo ímpetu y fervor, ser buenos amigos, vecinos, padres, hijos y hermanos. En esta era digital es importante que recordemos lo básico y más importante de nuestras vidas.

Por lo tanto, es importante que tengamos en cuenta la profundidad del significado de “workaholic”. ¿Es así como quieres que tu familia, amigos e hijos te recuerden? No existe mayor regalo que el tiempo y el estar presente. ¿Qué puedes hacer para no convertirte en un adicto al trabajo o cómo mejorar si ya lo eres?

A continuación algunos consejos:

Establece prioridades. Debes conocer la diferencia entre lo «importante» y lo «urgente». Si consideras que todo es «urgente» entonces puede haber un problema.
Usa una agenda. Puede sonar innecesario, porque tendemos a pensar que no olvidaremos nada, pero sí olvidamos. Una agenda física o digital, es de gran ayuda para establecer lo «importante» y lo «urgente» de tu día. Les recomiendo la aplicación de «Notes» y «Reminders» de iPhone y «Sticky Notes» de Windows.
Enumera las tareas diarias y asígnales un tiempo determinado. De esta forma, te da espacio para resolver cualquier otro asunto pendiente durante el resto del tiempo disponible.
Toma tus descansos. Si trabajas por cuenta propia acostúmbrate a tomarte tu hora de almuerzo. Si trabajas sentado ponte de pie y camina cada 15-20 minutos.
Toma tiempo libre y también ubícalo en tu agenda. Disfrutar en familia y con amigos es importante. Así mantenemos nuestros lazos sociales y el balance.

¡Trabajar por lo que nos apasiona es la mayor satisfacción que podemos tener! Pero solo tenemos la oportunidad de vivir una sola vez. Disfrutemos al máximo todo lo que la vida nos ofrece, con orden y estructura es posible. Procura incluir en tu agenda y ambiciones en la vida, aquel tiempo con aquellos que amas. El tiempo pasa rápido. No permitas que te pase factura.