Senador Carlos Rodríguez Mateo le tira con todo a Carmen ‘Yulín’ Cruz por la celebración de las Fiestas de la Calle San Sebastián y pide a la Gobernadora que decrete la suspensión de las mismas

El senador Carlos Rodríguez Mateo, del Distrito de Guayama, responsabilizó -anoche– a la alcaldesa Carmen ‘Yulín’ Cruz, del Municipio de San Juan, por las consecuencias nefastas que traería para Puerto Rico la celebración de las Fiestas de la Calle San Sebastián. Ello, no empece a que ya la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, le recomendó ayer la posposición de las mismas por el bien del País.

“Estamos enviando un doble mensaje a Washington. Necesitamos dinero para la emergencia, pero nos sobra para festejar. Además, de que como médico siento gran preocupación por lo que pueda ocurrir en un lugar en donde se aglomera un gran grupo de personas. El mayor desafío que tenemos es la salud mental. Hay histeria por los recientes sucesos y un simple remezón podría provocar un caos en las Fiestas”, explicó. 

El senador criticó la hipocresía que representaría ante el Gobierno Federal que se permita la celebración de las Fiestas.

Tactical RP

“No se puede pretender esperar que se atienda con seriedad la solicitud de ayuda para Puerto Rico y de fondos de emergencia, si, simultáneamente, se está de fiesta en la Ciudad Capital… O estamos en necesidad, o estamos en medio del baile, la botella y la baraja”, señaló el Presidente de la Comisión de Gobierno del Senado. 

“Ciertamente, las prioridades de la Alcaldesa están invertidas. De nada le vale tirarse miles de fotografías abrazando a las personas y con cara de tristeza, si, en realidad, no lo siente de corazón… Alcaldesa, lamentablemente, usted está jugando con el dolor ajeno”, subrayó.

Rodríguez Mateo invitó a la Primera Ejecutiva municipal a ser solidaria con los residentes del suroeste de la Isla.

“Contrario a usted, que duerme en la comodidad de su cama, la gran mayoría de estos hermanos se encuentra haciéndolo a la intemperie. Contrario a usted, que está comiendo caliente, estos hermanos dependen de la ayuda de otros, quienes están bajando hasta aquí para extenderles su mano amiga”, hizo hincapié.

“No se pueden solicitar medicinas para un paciente, mientras, de otra parte, se gastan los pocos recursos de éste en bebidas y fiestas, que muy bien pueden esperar. A la Gobernadora le digo que no hay porque suplicarle de favor personal a la Alcaldesa que suspenda los festejos si no son convenientes ni seguros para el País, hay que usar con carácter y responsabilidad los poderes de la Gobernación y decretar la suspensión… El orden y la dirección no se pregonan, se ejecutan y punto”, sentenció.