Proponen se aumente a 21 años la edad para consumir cigarrillos electrónicos

Proponen se aumente a 21 años la edad para consumir cigarrillos electrónicos

Proponen se aumente a 21 años la edad para consumir cigarrillos electrónicos

Por

Ante el alarmante incremento en el uso del cigarrillo electrónico entre jóvenes adultos, el portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos, radicó una medida para que se aumente a 21 años la edad en la que el consumidor podrá adquirir y hacer uso de este producto. Actualmente, la ley establece que desde los 18 años se pueden comprar los también llamados ‘e-cigarettes’.

 

“Lo que comenzó como una modalidad, se ha convertido en un arma letal que puede cobrar la vida de miles de jóvenes en Puerto Rico. De hecho, expertos aseguran que los químicos de dicho producto pueden ser un ente cancerígeno. Desafortunadamente, este escenario es camuflajeado por empresas multimillonarias que promueven el vapeo a través de publicidad atractiva, variedad de sabores de los ‘e-líquidos’ y el mensaje herrado de que son menos perjudiciales que los cigarrillos tradicionales. Nuestra propuesta de elevar la edad legal de consumo y adquisición se basa en que deseamos que nuestros jóvenes cuenten con la madurez necesaria para tomar esta decisión y estén claros de los riesgos que conlleva su uso. Para que tengan una idea, la popularidad de este producto ha llegado a tal grado que en Estados Unidos son la forma más común de consumo de tabaco entre la población juvenil”, dijo el senador.

 

El Proyecto del Senado 1519 prohibirá la distribución de muestras gratuitas de cigarrillos, productos elaborados con tabaco o material para enrolar cualquier picadura a menores de 21 años. En cuanto a la rotulación, la ‘Ley para prohibir la venta de cigarrillos electrónicos o e-cigarette a menores de 21 años de edad’ detalla que los letreros que advierten sobre el riesgo a la salud y la no venta a menores deberán estar en lugares visibles.

 

De otra parte, los comerciantes que violenten estas normas podrían recibir multas de $10 mil por cada incidente suscitado y la suspensión de la licencia para mercadear cigarrillos, entre otras penalidades. Datos provistos por el Sistema de Vigilancia del Factor de Riesgo Conductual de Puerto Rico (PRBRFSS, por sus siglas en inglés) detallan que para el 2016 el 0.7 por ciento de los adultos consumían estos productos, lo que equivale a 19,217 personas. El mismo estudio se realizó en el 2017 y arrojó que 1.2 por ciento de los adultos usaban cigarrillos electrónicos. Esta cifra representa 31,663 individuos.