Los “carjackings” aterran al país

Los “carjackings” aterran al país

Los “carjackings” aterran al país

Por

El gran deterioro social que vive nuestra Isla es el resultado de décadas de desigualdad social y decadencia de valores. Antes existían códigos entre los propios delincuentes y los crímenes se cometían entre ellos mismos. Actualmente a cualquier hora y en cualquier lugar podemos ser víctimas inocentes de un crimen.

Una modalidad criminal en aumento son los llamados carjackings, que aterran el país: 91 en lo que va de año, 15 más que el año pasado. La región de San Juan tiene un total de 25, ocho más que el pasado año. Es preocupante la cifra estimada (no oficial) sobre la taza de esclarecimientos. Se dice está entre un 25% a 30%. Esa cifra, de ser cierta, debe levantar una gran preocupación en la ciudadanía en cuanto a su seguridad. Significa que de cada 10 delitos que se cometen 7 quedan impunes.

Generalmente estos delitos son cometidos por grupos organizados y dedicados a estos crímenes. Mejorar las estadísticas de esclarecimiento y procesamientos deberíaser una herramienta que envié un mensaje a los delincuentes de que sus acciones tendrán consecuencia.al tiempo en que validarían si en realidad la lucha contra el crimen está siendo efectiva.

Por otro lado, en lo relacionado a San Juan es imprescindible que se tomen medidas urgentes. San Juan es una zona turística por lo que el crimen tiene un impacto directo en la economía y da una mala publicidad a los visitantes. El Departamento de Turismo debería tomar un papel relevante sobre la seguridad en las zonas turísticasy colaborar con la policía en la coordinación efectiva y aportación de equipo para hacer un trabajo de prevenciónmas efectivo.

Puerto Rico vive una crisis de seguridad sin precedentes y no hay una luz a final del túnel que nos de esperanza. Se habla de planes, pero cuando se indaga son las mismas repeticiones de hace décadas. La diferencia a la actual situación es que la impunidad existente ha dejado el camino libre a los criminales.

Está comprobado que los delincuentes tienen más temor de ser atrapados que el tiempo a ser sentenciados. Esto significa que en la medida que el Estado siga siendo incapaz de esclarecer, procesar y lograr convicciones hay un reciclaje de delincuentes que siguen cometiendo crímenes sin ningún temor a ser procesados.  

El país tiene un gran sentido de inseguridad, así lo demuestran todas las encuestas que se han hecho relacionado a este tema. La falta de policías en adición a la gran desmoralización que existe en ese cuerpo ha traído consecuencias serias en la seguridad del país.

Todas las administraciones de todos los partidos tratan de vender un mundo irreal y de pura fantasía en el tema de la seguridad, pero ciertamente estamos muy lejos de ser un país seguro.

Ante este panorama los ciudadanos debemos tomarnuestras propias medidas de seguridad para evitar ser víctimas:

Si ya somos víctimas, la regla número #1 es no hacer resistencia, facilite el proceso.
Esté alerta cuando se estaciona.
Estacioné en reversa.
Esté alerta cuando se detiene en un semáforo.
No se distraiga hablando por el celular.
Mantenga los cristales arriba.
Estacione en lugares alumbrados y concurridos.
No se detenga en cajeros automáticos a altas horas de la noche.
No transite por áreas solitarias.

La seguridad es un asunto de sentido común y no podemos depender únicamente del gobierno. Cada cual debe tomar medidas que maximicen su bienestar y el de su familia.

El autor cuenta con más de 30 años de experiencia en el campo de Seguridad, tanto en el sector privado como en el gubernamental. Es egresado de la Academia Nacional del FBI en Virginia, fue Subdirector del Negociado de Investigaciones Especiales (N.I.E), Director de Seguridad Administración de Corrección y Rehabilitacn, Asesor Auxiliar de Seguridad Publica del Gobernador, Consultor de Seguridad a nivel local e internacional y actualmente es gerente general de G4S Secure Solutions en Puerto Rico. Además es autor del libro Seguridad Para Todos y Coach Ejecutivo Organizacional de la ICF. Info: 787-641-3300 y luis.pagan@pr.g4s.com
Por Luis A. Pagán, MA, experto en Seguridad