Hacerse la prueba de VIH no pierde vigencia

Hacerse la prueba de VIH no pierde vigencia

Hacerse la prueba de VIH no pierde vigencia

Por

Muchos piensan que el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es un asunto del pasado. En este tiempo, la atención mundial se ha enfocado en los efectos devastadores del COVID-19. Sin embargo, según dos expertos de Centro Ararat, el VIH sigue vigente como un problema de salud pública y su tratamiento efectivo dependerá de que, por lo menos cada 27 de junio –Día Nacional de Hacerse La Prueba de VIH—, usted se haga la prueba.

“Toda persona que esté activa sexualmente debe hacerse la prueba de VIH por lo menos una vez al año porque es una herramienta esencial para tomar decisiones sobre nuestra salud”, comentó hoy el doctor Iván Meléndez-Rivera, Principal Oficial Médico de dicha institución.

A pesar del distanciamiento físico recomendado por los expertos en medicina y salud pública, Meléndez-Rivera señaló que, durante el período de cierre total, muchas personas utilizaron su creatividad para lograr encuentros de tipo sexual.

“No podemos juzgar ese comportamiento porque la sexualidad, como la socialización, son parte de la vida humana”, apuntó el también investigador sobre temas relacionados con el VIH. “En ese momento [del cierre], atendimos muchas personas que adquirieron infecciones de transmisión sexual, y también se atendieron nuevos diagnósticos de VIH”, dijo el galeno.

Existen varias conductas de riesgo ya conocidas, como las relaciones sexuales entre hombres o el intercambio de agujas para uso de sustancias, entre otros. Sin embargo, Meléndez Rivera explicó que “todo el mundo debe hacerse la prueba de VIH ya que en muchas ocasiones el riesgo pudo haber existido, pero no fue percibido”.

Por su parte, la licenciada Marisabel Román Afanador, Gerente de Educación de Centro Ararat, Inc., insistió en que la educación juega un rol importantísimo para concienciar sobre la importancia de hacerse la prueba anualmente, como recomienda el doctor Meléndez.

“Todavía tenemos que manejar el VIH como una situación que afecta a la salud del país y, para ello, necesitamos reforzar la educación sobre cómo prevenirlo de manera efectiva y, además, la necesidad de hacerse la prueba para conocer su estatus”, expresó Román, quien es educadora en salud.

Román afirmó que, bajo su tutela, la División de Educación de Centro Ararat ha desarrollado estrategias educativas innovadoras para explicar la diversidad de prácticas sexuales, el uso de barreras de protección y el manejo de un diagnóstico positivo del VIH.

“A mi juicio, el problema mayor existe en que no se habla del tema, particularmente en las generaciones mayores, porque lo ven como un asunto del pasado. Entonces, los más jóvenes piensan que el VIH es una condición que, con una pastilla, puede atenderse y tienen razón hasta cierto punto: la realidad es que el VIH es una condición que, por no presentar síntomas mayores, no se detecta a menos que usted vaya a hacerse la prueba, sobre todo si se percibe a riesgo de exposición”, apuntó Román.

En ese aspecto, tanto Meléndez como Román resaltaron la recomendación de hacerse la prueba rápida casera para detectar los anticuerpos del VIH, avalada por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“En su página web, el CDC explica en qué consiste la prueba rápida casera y cómo resulta más recomendable que una persona la reciba y se la administre en su hogar, siempre contando con nuestro apoyo”, enfatizó el médico. Por su parte, la educadora resaltó que “la prueba casera es confiable y segura; lo más importante es que usted se oriente al respecto y, en ese tema, podemos ayudar con mucha información y todo el apoyo necesario en el proceso”.

Ambos concurrieron en que la pandemia del COVID-19 trajo mucha conciencia sobre las posibilidades de riesgo en las prácticas sexuales pasadas y actuales, por lo que muchas personas, al tener el tiempo disponible y hacer la reflexión necesaria, decidieron hacerse la prueba.

“De otra manera, ni se habrían acercado ni mucho menos enterado de su estatus”, indicó Román. “El desconocimiento de su estatus de VIH siempre es un riesgo, pero igual puede convertirse en una ganancia: la persona tiene ya un conocimiento sobre el asunto y así tomará mejores decisiones”, sostuvo.

Por último, Meléndez Rivera informó que Centro Ararat está enviando pruebas caseras por correo postal a las personas interesadas en conocer su estatus de VIH que envíen mensajes directos a través de las páginas de medios sociales de Centro Ararat (Facebook/Instagram/Twitter) o llamen al 787-236-4330 para orientación e información adicional.