Califican nefasto e insensato cierre del Centro para la Diabetes

EDICIÓN IMPRESA

La senadora del Distrito de Arecibo, Elizabeth Rosa Vélez, calificó de nefasto e insensato el cierre del Centro para la Diabetes de Puerto Rico mientras, aseguró que el gobierno desatiende a las poblaciones desventajadas. La senadora Rosa basa sus expresiones en las acciones por parte del gobierno del Partido Nuevo Progresista quienes conocen la precaria situación que enfrenta el centro y según ella “no hacen nada”.

 

“Es de conocimiento que las personas que reciben servicios en el Centro para la Diabetes son de toda la isla y son esas poblaciones que presentan una desventaja económica. El cierre es un golpe nefasto e insensato por parte del gobierno con los más pobres”, denunció Rosa. “Es inverosímil creer que el gobierno no tiene 1.7 millones de dólares para asignarle al centro con el fin de que continúe su operación. Aquí se trata de la vida de cientos de ciudadanos que dependen de estos servicios y nadie hace nada”.

 

Fue en septiembre del pasado año (2021) cuando el Senado de Puerto Rico aprobó la Resolución Conjunta 177, autoría de Rosa Vélez, con el fin de que tanto el Departamento de Hacienda como Salud, identifiquen los fondos para asignarlos al centro y garantizar los servicios que este ofrece a los miles de ciudadanos diagnosticados con diabetes en la isla. “Hace casi un año que el personal del Centro reclama acción por parte del gobierno y la respuesta de estos es nula. Mientras esto ocurre, cientos de personas viven angustiadas por desconocer el futuro del lugar donde reciben sus tratamientos. En medio de la difícil situación que enfrenta el país por la pandemia, los pacientes del centro suman otra preocupación que les afecta su salud mental”.

 

El Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes 2020 establece que en Estados Unidos existen diagnosticados 26.9 millones de personas, mientras se estima que el 21.3% de la población se encuentran sin diagnosticar. En Puerto Rico, el Departamento de Salud coloca la diabetes como la tercera causa de muerte y resalta que la más común es la Diabetes Tipo 2. Por otra parte, recortes de prensa informan que para el 2019, en la isla, alrededor de 600,000 personas padecían la enfermedad sin embargo, la cifra pudo alcanzar el millón ya que 400 mil personas aproximadamente desconocía padecer la enfermedad.

 

La senadora Rosa explicó que el resultado de los recortes presupuestarios incluyen el cese de servicios como las clínicas dentales ambulatorias, la reducción en la plantilla de profesionales, endocrinólogos y enfermeros, así como la dramática reducción en los pacientes a quienes brindan servicios.

 

“Reitero mi llamado al gobernador para que identifique los fondos necesarios, los asigne al centro y con ello salvaguarde la salud de cientos de ciudadanos. La salud debe ser una de las prioridades del gobierno. Este es un asunto serio que necesita ser atendido con urgencia. Repito, es la vida de cientos de personas la que está en juego”, insistió Rosa. La senadora dijo estar disponible para colaborar con el gobierno desde su rol en el Senado de Puerto Rico para evitar este cierre.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram