PUERTO RICO POSTS

Condenan nuevo impuesto oculto del alcalde de Naranjito

Por más que se intentó ocultar, el Municipio de Naranjito ha impuesto una nueva contribución a los ciudadanos que poseeen panteones en el Cementerio Municipal. De acuerdo al presidente del Comité Municipal del Partido Popular Democrático (PPD) en ese municipio de la montaña, Joel Chevres Santiago, el alcalde Orlando Ortiz, junto al director interino del cementerio José O. Santana, acaban de imponer un cargo de $100.00 a todo ciudadano que posea un panteón . Además, prohíben que los ciudadanos acudan a limpiar, pintar o simplemente darle mantenimiento al área donde descansan los restos de sus seres queridos.

 

“Con tal de seguir despilfarrando los fondos públicos en más contratos para sus amigos del alma, ahora el ataque del alcalde es contra las propiedades de gente humilde para colectar más fondos para el Municipio. Primero fue el aumento a los patentes y ahora el impuesto al cementerio ¿Quién nos asegura que cada panteón estará limpio o pintado para el día de las Madres, Padres y demás días especiales?”, cuestionó el líder popular.

 

El tema del Cementerio Municipal en Naranjito ya tenía serios señalamientos, ya que en febrero de 2019, la contralora Yesmín M. Valdivieso refirió al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental al Municipio de Naranjito, porque, entre otros hallazgos de una auditoría, se les cobró a ciudadanos y contratistas correspondientes a la venta de lápidas y otros servicios funerarios y el dinero nunca llegó al municipio. La auditoría cubrió del 1 de julio de 2013 al 30 de junio de 2017.

 

En aquel momento, la Contraloría señaló que la directora de Finanzas, Belinda E. Álvarez Laines, certificó que para los años fiscales del 2014 y 2015 se registraron $625 por concepto de exhumaciones y no se registraron entierros ni venta de lápidas. “Sin embargo, según los análisis del Contralor y de acuerdo con la cantidad de entierros y exhumaciones indicadas, y con los costos establecidos en el Reglamento del Cementerio, el Municipio, durante los referidos años fiscales, debió registrar transacciones por $115,150, por concepto de entierros ($87,500), exhumaciones ($27,650) y venta de lápidas ($9,000). Sobre este caso, como en otras ocasiones, el alcalde Ortiz guardó silencio. ¿A dónde fue a parar ese dinero?”, cuestionó Santiago Chevres.

 

El informe de la Oficina del Contralor evidenció además irregularidades en el control del inventario en las cajas para restos humanos recibidas en el cementerio y se realizaron compras de estas cajas por $5,775 sin solicitar tres cotizaciones de proveedores representativos del mercado. Además, el Alcalde formalizó seis contratos con cuatro contratistas independientes para trabajos en el cementerio sin establecer los requisitos indispensables de la labor, sin anotar los contratos en el Registro de Contratos del Municipio, y los expedientes no contenían todas las certificaciones o documentos exigibles en el mismo contrato. Como parte de dicha investigación, se entrevistaron a 15 ciudadanos que pagaron por servicios.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

EDICIÓN IMPRESA

DESCARGA NUESTRA APP

SÍGUENOS

MÁS POPULARES

ENCUESTA

A poco menos de cinco meses para la primaria en Puerto Rico. ¿Votarías?