PUERTO RICO POSTS

Crean conciencia sobre la tetralogía de Fallot en el mes de la salud del corazón

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), cada año, nacen en Estados Unidos alrededor de 1,660 menores con tetralogía de Fallot, siendo una de las enfermedades congénitas más frecuentes en esa nación.

 

Tal es el caso de Johneil Nieves Echevarría, un niño de tres años que, a pesar de su condición, disfruta de una vida normal al jugar, correr y saltar. Según su madre, Myrna Echevarría Rosado, las personas no le creen cuando les dice que su hijo recibió una cirugía de corazón abierto, hasta que ven la cicatriz en su pecho.

 

La tetralogía de Fallot es una condición de nacimiento que afecta el flujo normal de sangre por el corazón y se produce cuando el mismo no logra formarse correctamente mientras el feto se desarrolla en el vientre materno durante el embarazo. De no ser atendido a tiempo, la afección es mortal a temprana edad en casi el 100 por ciento de los pacientes.

 

Cuando la familia Nieves Echevarría recibió el diagnóstico, el miedo y la incertidumbre los invadió. “Creo que nosotros, por un momento, pensamos que el mundo se nos había acabado en dos segundos (…) esa fue nuestra peor pesadilla”, enfatizó la madre del menor.

 

Una vez el niño recibió el diagnóstico, fue referido al doctor Edwin Rodríguez, cardiólogo pediátrico en el Hospital San Jorge, en San Juan. Acorde con Rodríguez, el caso de Nieves Echevarría fue particular, dado a que esta condición es mayormente detectada en infantes acabados de nacer.

 

Además, la progenitora de Johneil confirmó que el paciente no mostró algunos de los síntomas comúnmente asociados con la condición como desmayos, irritabilidad, soplo cardíaco, entre otros. No obstante, el menor comenzó a presentar episodios cianóticos por el bombeo insuficiente de sangre oxigenada al cuerpo, obligando al doctor a acelerar la operación.

 

A pesar de la importancia del procedimiento, la familia se encontró con un nuevo obstáculo: el único cirujano cardiovascular pediátrico en Puerto Rico se encontraba fuera de la Isla de vacaciones, por lo cual Rodríguez tuvo que trasladar el paciente a Miami de emergencia, donde la cirugía fue completada exitosamente.

 

Dado a esta situación, Rodríguez hizo un llamado a los profesionales de la salud que deciden ejercer su profesión en el exterior.

“Tristemente, hay que comentar sobre la necesidad y falta de más médicos. . Todas las especialidades necesitan más personas, en particular las pediátricas. La realidad es que hay programas hoy día que están deficientes porque sencillamente no hay profesionales expertos en la Isla”, aseguró.

 

El galeno sostuvo que, en Puerto Rico, solo hay un cirujano cardiovascular, dos intervencionistas y alrededor de diez cardiólogos pediátricos para atender a cerca de medio millón de menores que viven en el País.

 

Rodríguez agregó que entiende las dificultades que enfrenta la clase médica en el archipiélago donde, en ocasiones, el ambiente laboral al que se exponen es complicado. Por eso, muchos deciden mudarse hacia Estados Unidos en donde no tienen que preocuparse por planes médicos, administraciones o aumentos en el costo de vida.

 

Hoy, Johneil, gracias a la atención recibida, puede volver a sonreír, jugar, ir a la casa de sus abuelos, darle comida a sus mascotas y gozar de vitalidad.

 

Para más información sobre la tetralogía de Fallot, al igual que consultas con el medico Edwin Rodríguez , pueden llamar al Hospital San Jorge al (787) 727-1000, o al (787) 294-9707.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

EDICIÓN IMPRESA

DESCARGA NUESTRA APP

SÍGUENOS

MÁS POPULARES

ENCUESTA

A poco menos de cinco meses para la primaria en Puerto Rico. ¿Votarías?