Departamento de Salud pone pausa uso de la vacuna Johnson & Johnson tras recomendación de CDC y FDA

EDICIÓN IMPRESA

Ante la determinación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en inglés), el Departamento de Salud pausó el uso de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson contra el COVID-19 en la Isla hasta tanto el gobierno federal anuncie nuevas instrucciones.

 

 

 

 

“Es importante aclarar que en Puerto Rico no tenemos ningún caso relacionado al evento adverso, específicamente sobre coágulos sanguíneos. Los seis casos en siete millones de personas al que le fue administrada la vacuna fueron identificados en Estados Unidos. Nos preocupa y estaremos vigilantes”, expresó el secretario de Salud, Carlos Mellado, en un comunicado de prensa.

 

 

 

 

 

Los esfuerzos de vacunación en la Isla seguirán con las dosis de Pfizer y Moderna, mencionó Mellado.

 

 

 

 

 

“Continuamos el proceso de vacunación con nuestra fuente mayor de vacunas esta semana, administrando la vacuna de Pfizer y Moderna. Seguiremos avanzando en el proceso de vacunación con las sobre 100 mil vacunas que recibimos semanalmente”, agregó el funcionario.

 

 

 

 

 

En Puerto Rico, 26,031 personas han sido vacunadas con el producto de Johnson & Johnson.

 

 

 

 

 

El total de vacunas administradas en la Isla es de 1,195,046. De estas, 939,526 son primeras dosis y 596,258 son segundas dosis.

 

 

 

 

 

La semana pasada, Mellado indicó que para finales de abril la cantidad de vacunas que se recibirán en Puerto Rico disminuirá a raíz del incidente ocurrido en una fábrica de Estados Unidos (Maryland), en la que se combinó, accidentalmente, los ingredientes de las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca, dañando alrededor de 15 millones de dosis de la vacuna de Janssen.

 

 

 

 

 

“Vamos a tener una baja en la vacuna de Janssen (Johnson & Johnson)”, dijo Mellado al agregar que la merma se percibiría en aproximadamente tres semanas.

 

 

 

 

Trascendió a través de The New York TImes que la planta controlada por Emergent BioSolutions, compañía asociada tanto con Johnson & Johnson y AstraZeneca en la manufactura de vacunas contra el COVID-19, había cometido un “error humano” al mezclar los ingredientes de ambos productos.

 

 

 

 

 

Mientras, la doctora Iris Cardona, directora del Plan de Vacunación de COVID en la Isla, mencionó que de las dosis administradas en Puerto Rico, unas 377 han presentado efectos adversos, según datos recopilados hasta el 2 de abril. No se le adjudicaron efectos adversos a la vacuna de Johnson & Johnson.

 

 

 

 

 

“De esos eventos adversos, la gran mayoría no son serios. Hay 21 de los 377 que se consideraron serios no letales, requiriendo hospitalización o atención en sala de emergencia”, señaló Cardona.

 

 

 

 

 

La vacuna de Johnson & Johnson se administra en una sola dosis, a diferencia de Pfizer y Moderna, que son dos dosis.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram