Estudiantes de educación especial sin evaluaciones ni terapias adecuadas

EDICIÓN IMPRESA

La Comisión de Bienestar Social, Personas con Discapacidad y Adultos Mayores, continuó hoy las vistas públicas sobre la Resolución de la Cámara 424, que busca investigar la efectividad de los servicios brindados por el Programa de Educación Especial del Departamento de Educación (DE), en todas las regiones educativas de Puerto Rico con diferentes discapacidades, como auditiva, visual, habla, física, con autismo, entre otras.

 

En el segundo día de vistas públicas, la directora ejecutiva, Joyce Dávila, de la Alianza de Autismo de Puerto Rico expresó que son innumerables los problemas del DE y el Programa de Educación Especial. “Hay un problema de inconsistencia en los controles, incumplimiento de las directrices para las cuales no se proveen recursos. Se están violando los derechos de nuestros niños con autismo por la imposición de restricciones por parte de Salud y están ignorando las excepciones permitidas para estos”.

 

Según Dávila, las evaluaciones y terapias de las compañías contratadas directamente por el DE son pésimas y no cumplen con los estándares de la profesión; muchas veces son ‘copy y paste’, y recomiendan terapias grupales, sin importar la necesidad del niño.

 

“Es un negocio redondo porque el contratista cobra una tarifa baja por niño, pero puede atender de cinco a diez niños por sesión grupal, generando un alto ingreso. Además, dan las terapias en las escuelas y como no hay espacio, les conviene hacerlas grupales para ahorrarse el costo de oficina”, reiteró la Directora Ejecutiva, quien recomendó que debe haber una escuela especializada en autismo por región, por la falta de escuelas especializadas en esta condición y de especialistas conductuales.

 

Asimismo, el Centro de Terapia y Evaluación MCG & the Able Child, compañía que sirve a la población pediátrica de educación especial en Puerto Rico, indicó que actualmente enfrenta varios problemas que han entorpecido la capacidad de ofrecer los servicios relacionados a estos estudiantes.

 

“Uno de los problemas es la aprobación de la Ley 48-2020, ‘Ley para Regular la Ciberterapia en Puerto Rico’. Al aprobar esta ley decidieron añadir una limitación para que los servicios no pudieran ser ofrecidos de manera grupal, aun cuando esta fuera la modalidad recomendada por el clínico que ofrece el servicio y en la que lo recibía el estudiante”, dijo la directora de MCG & Able Child, Verónica Vega Ferrer.

 

Otros problemas que tiene la compañía para coordinar de manera diligente los servicios son problemas con el sistema de Mi Portal Especial (MIPE). Una de las dificultades que tiene el portal es que el sistema no permite completar el proceso de admisión, por lo que no pueden iniciar el ofrecimiento de las terapias. Además, los estudiantes tienen referidos duplicados o triplicados; inconvenientes con vigencia de referidos, con años pasados que no permite ofrecer las terapias y muchas veces el sistema impide que se realicen cambios de lugar de servicio que impide su facturación.

 

Al concluir la vista pública, un padre de tres niños, dos de ellos con autismo, y que son parte del Programa de Educación Especial, expresó la preocupación de que sus hijos han sufrido de una ausencia de servicios por parte del Departamento de Educación Especial.

 

“Mis hijos han podido recibir algunas de las evaluaciones y terapias por la Oficina de Remedio Provisional, ya que el DE nunca estuvo disponible. Desde la presidencia del secretario interino del DE, Eliezer Ramos Parés se han intentado imponer unos cambios a la Oficina de Remedio Provisional que afectan negativamente los servicios educativos de los niños con impedimentos”, relfexionó el padre, José Vargas.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram