Más de nueve mil soldados vigilan la frontera dominico-haitiana

EDICIÓN IMPRESA

La frontera dominico-haitiana se encuentra sellada con más de nueve mil soldados, entre ellos integrantes del cuerpo élite Cazadores de Montaña ubicados en el municipio Constanza (región norte), tras el magnicidio cometido por hombres armados contra del presidente de Haití, Jovenel Moïse.

 

En el hecho resultó herida su esposa Martine Moïse, quien recibe cuidados médicos en un hospital de Miami, Estados Unidos.

 

El jefe del Ejército de República Dominicana, mayor general Julio Ernesto Florián Pérez, dijo ayer a los medios en la provincia Dajabón, región noroeste del país, que se están reforzando todos los puntos clave y el patrullaje en toda la línea fronteriza.

 

El jerarca militar recorrió junto a otros altos mandos la zona fronteriza norte y sur, establecidos en las provincias Dajabón, Elías Piña, Pedernales y Jimaní.

 

Manifestó que están recorriendo toda la zona y haciendo el trabajo que se les encomendó por instrucciones del presidente Luis Abinader y el ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa.

 

Afirmó que, debido a la situación, se activó la “Operación Bayahonda” que incluye el cerco fronterizo para dar cumplimiento a la misión que se les encomendó desde la Presidencia de la República.

 

Asimismo, expresó que ha llegado un regimiento especial de la Fuerza Aérea Dominicana en Montecristi, Manzanillo y Cabo Rojo, además de varias unidades que tienen apostadas en diferentes lugares.

 

“La frontera está sellada y tenemos todo el equipo de inteligencia trabajando para saber si en algún punto hay alguna vulnerabilidad para poder superarlo”, enfatizó el general Florián Pérez.

 

Señaló que las instrucciones que tienen del presidente Abinader consisten en que todos los dominicanos que residen o se encontraban en Haití en ese momento y quieran regresar a República Dominicana, tengan paso abierto, “porque esta es su patria”.

 

En ese contexto, añadió que los aeropuertos de Barahona y Joaquín Balaguer, en Santo Domingo, están dispuestos para esos fines.

 

Ayer, unos 22 criollos regresaron desde Haití en avión y por la vía terrestre, en este último caso flanqueados por inspectores de Migración y agentes adscritos a los organismos nacionales de inteligencia.

 

Aclaró que la frontera sigue tranquila y que los soldados están permanentemente en tareas de vigilancia, recorriendo toda la línea fronteriza tanto del norte como del sur.

 

En cuanto al tiempo que permanecerá cerrada la frontera, informó que eso dependerá de la situación del vecino país, de las instrucciones del presidente Abinader y del alto mando militar.

 

El comandante del Ejército proclamó que no tiene conocimiento del supuesto arresto de dos policías haitianos cuando trataron de entrar al país de manera clandestina por la zona de La Vigía, en Dajabón, según rumores periodísticos.

 

La búsqueda de los asesinos del presidente haitiano se aceleró ayer con la policía realizando operaciones en Puerto Príncipe, la capital de un país de 11 millones de habitantes al borde del caos.

 

La policía dijo haber matado a cuatro presuntos mercenarios que supuestamente integraron el comando armado que acribilló a Moïse. Uno de los detenidos es un ciudadano estadounidense identificado como James Solages, según dijo a la agencia AFP Mathias Pierre, ministro encargado de asuntos electorales.

 

El jefe de la policía nacional, León Charles, dijo que “ya tenemos a los autores físicos y estamos buscando a los autores intelectuales”.

 

El presidente dominicano dispuso de inmediato el cierre de la frontera y un reforzamiento militar como manera preventiva de posibles éxodos masivos de haitianos que pudieran intentar llegar a República Dominicana huyendo de la crisis política en el vecino pueblo.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram