SuperMax instala acrílicos protectores en las cajas registradoras de sus tiendas

La pandemia del Coronavirus está cambiando radicalmente la forma en que nos relacionamos con los demás. Por ejemplo, estamos acostumbrados a tratar con cajeros detrás de un acrílico en las gasolineras. A partir de mañana, también lo haremos con las cajeras en el supermercado como parte de las medidas de seguridad que ha implantado la cadena de supermercados SuperMax.

“La caja registradora es el punto de contacto más estrecho entre el cliente y los empleados del supermercado”, indicó José Revuelta, presidente de la cadena. “Por eso, para minimizar las posibilidades de contagio del Coronavirus, estamos instalando acrílicos en las cajas de nuestra cadena”. Según Revuelta, comenzarán habilitando cinco cajas por tienda y en el mostrador de servicio, con la intención de extenderlo a todas eventualmente.

Esta es una medida que han adoptado ya varios establecimientos en Europa, donde el contagio de la epidemia está mucho más avanzado que aquí, de acuerdo con Revuelta. “Ante la naturaleza tan infecciosa de este virus, no escatimaremos en recursos que garanticen la seguridad de nuestros clientes y empleados”, dijo Revuelta, quien indicó que, al mismo tiempo, estarán reduciendo el número de clientes que entra a la tienda a la vez.

Tactical RP

Estas medidas vienen a sumarse a otras precauciones que ha instaurado la cadena, tales como; la desinfección más frecuente de áreas de servicio (mostradores, cajas registradoras y comedores) al igual que áreas de uso continuo (baños, ascensores y fuentes de agua) y la desinfección frecuente de carritos y canastas, según informó Revuelta.

“En estos momentos difíciles en los que el Coronavirus ha sido declarado una pandemia, nuestro objetivo es mantener a nuestros clientes y empleados seguros. Por eso hemos reforzado nuestro protocolo de seguridad con medidas preventivas extraordinarias”, Indicó Revuelta.