Participación olímpica en tiempo del COVID-19

EDICIÓN IMPRESA

“¡No podemos tener miedo y abandonar los juegos, el miedo es gasolina, el miedo te hace actuar y tenemos que actuar!”, proclamó la judoca y enfermera, Melissa Mojica Rosario, con relación a la importancia de las Olimpiadas y el impacto del COVID-19 en ellas.

 

La judoca, quien se encuentra en proceso de preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a ser celebrados del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, explicó que en su opinión los juegos tienen un impacto positivo en el mundo y son más importantes ahora que en cualquier otro momento.

 

“El COVID-19 trajo mucha tristeza al mundo entero; mucha muerte, mucha paralización de la vida normal. Si los Juegos Olímpicos detienen una guerra en la cual personas se matan y trae paz a una ciudad, imagínate lo que puede hacer en una pandemia, mucho más”, indagó Mojica Rosario.

 

Deportes en tiempos pandémicos

 

Mojica Rosario, quien sufrió de forma directa el impacto del COVID-19, exteriorizó la manera en que el virus le afecto, tanto en sus planes personales como su salud física.

 

A finales del 2019, la judoca estaba compitiendo en un torneo en China, a la misma vez que el virus comenzó a ser conocido a mayor rasgo. A principios del 2020, viajó a España para otra competencia, la cual tuvo que abandonar y fue obligada a volver a Puerto Rico, sin haber logrado la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio, a solo siete meses de la fecha original.

 

Sin embargo, el mayor choque de Mojica Rosario con el COVID-19 ocurrió cuando contrajo el virus, justo antes de competir en un clasificatorio olímpico en México. Entre los síntomas que le causó contraer el virus, la judoca destacó: calambres, deshidratación, problemas para respirar y la pérdida de 25 libras.

 

Hoy en día, a solo semanas de los Juegos Olímpicos, la judoca ha logrado la clasificación, pero expresó que todavía siente estos efectos en su entrenamiento, sobretodo la deshidratación y los calambres; y tendrá que monitorear esto cuando compita.

 

Aun como salubrista, cree en los Juegos

 

Por otra parte, Mojica Rosario compartió su perspectiva sobre el impacto del virus y como fue impactada por su profesión como enfermera.

 

“Fue muy difícil y me dio mucha tristeza saber que el sistema de salud de Puerto Rico no cuenta con el equipo que necesita para darle un mejor servicio a las personas,” comentó la enfermera.

 

No obstante, Mojica Rosario no permite que esta tristeza tenga un efecto negativo en su mente y lo usa como gasolina para tratar de sobrepasar las dificultades que enfrenta, al igual que justificar los Juegos Olímpicos.

 

“Esta tristeza no afectó mi entrenamiento porque siempre se me queda en la mente, hay que ser diferente, hay que luchar, hay que demostrarles a las personas que se puede salir de esta mala situación y lo podemos superar; por eso no me afectó, yo dije -esto hay que superarlo-”, sostuvo Mojica Rosario con relación a su perspectiva del COVID-19 y los Juegos Olímpicos.

 

Con estos ideales, la judoca continúa entrenando y preparándose para los Juegos, buscando superar las dificultades que han caracterizado los últimos dos años.

 

Participación olímpica

Foto por Antonio L. Rivera Rivera

 

Asimismo, la enfermera manifestó que aplica ideales de su profesión en su participación deportiva y que estos estarán presentes en su cometido olímpico.

 

Según Mojica Rosario, los enfermeros trabajan para hacer todo al mejor nivel posible y ayudar a personas con un servicio de calidad; la judoca busca aplicar esto a su trabajo, dando lo mejor que puede para contribuir a la felicidad de las personas que lo necesitan.

 

“¿Cuánta gente no se deprimió por la falta de deportes al principio de la pandemia? No había nada, absolutamente nada y la gente le hizo falta. Quiero contribuir a la felicidad de las personas que necesitan algo positivo, porque a muchos le hace falta”, explicó Mojica Rosario.

 

Por otra parte, la judoca compartió que, a nivel personal, esta, su tercera y última participación de unos Juegos Olímpicos, va a ser la más emotiva de su carrera dado a todos los retrasos que sufrió a consecuencia del COVID-19.

 

“Sentimentalmente, esta ha sido la clasificatoria más dura de todas, pese a todo lo que ha pasado participaré para hacer un buen combate, si hago un buen combate como he estado ensayando, tendré mayor probabilidad de salir bien”, manifestó Mojica Rosario.

 

De acuerdo con Mojica Rosario, este ciclo olímpico ha sido el más difícil por el cual ha pasado, no solo por el impacto del COVID-19 en su salud, pero por el impacto que este ha tenido en el mundo. Por esto, los Juegos Olímpicos nunca han sido más importantes.

 

“La representación de tu país da paz, verla representada brinda felicidad a las personas, y orgullo”, concluyó la judoca, quien estará en Tokio el 23 de julio para competir con amor patrio.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram