Representante de Proyecto Dignidad insta atender la violencia del País desde los datos observables

EDICIÓN IMPRESA

La representante del Proyecto Dignidad, Lisie J. Burgos Muñoz reconoció la importancia de trabajar responsablemente la violencia de género en el país, pero instó a la administración de Pedro Pierluisi a hacerlo basado en datos observables e información estadística que sustente los planes de trabajo dirigidos a atender este problema social. 

 

 

 

 

“Reconocemos que no debe haber un solo puertorriqueño que no esté genuinamente preocupado por la creciente ola de violencia en el país y que desee con todo su ser, el que nuestras autoridades comiencen a tomar medidas que favorezcan el que podamos atender los causales de la misma eficientemente.  Por lo tanto, no me sorprende, que el honorable Pedro Pierluisi, en su afán por atender lo antes mencionado, haya tomado la decisión de declarar un Estado de Emergencia por violencia de género.  No obstante, y por lo antes expuesto, estoy sumamente convencida, de que esta decisión es una errada y no basada en datos observables, sino más bien, es motivada por la emoción y responde a la presión de ciertos grupos”, expresó Burgos Muñiz.

 

 

 

 

De otra parte, la representante del Proyecto Dignidad también destacó que “de las estadísticas publicadas por la propia Oficina de la Procuradora de las Mujeres se desprende, que en los últimos años los casos de violencia en contra de la mujer han disminuido.  Entonces, ¿en qué se basa nuestro honorable Gobernador para aseverar que “los casos de violencia de género, especialmente en contra de la mujer han aumentado considerablemente”? No lo sabemos.  No obstante, si realmente queremos atender, no solamente la violencia en contra de la mujer, la cual es altamente repudiable, sino que también, queremos atender el problema de violencia generalizada del que sufre nuestra gente, es imperativo, que de una vez y por todas, nos sentemos a la mesa todos los que estamos genuinamente preocupados por el bienestar de todos los puertorriqueños, a trabajar intencionalmente en proyectos y medidas que vayan dirigidas a garantizar la seguridad de todos los puertorriqueños que hoy sufren violencia.   

 

 

 

 

 

 “Es importante aclarar, como sobreviviente de violencia doméstica, que me cala muy hondo cada vez que una mujer muere a manos de su pareja.  No obstante, tengo que enfatizar, que estoy en contra de todo tipo de violencia venga de donde venga. Las mujeres que sufren este mal social necesitan ser atendidas de forma responsable y diligente porque cada segundo cuenta, al igual que cuenta, la vida de los hombres que también viven este infierno”, añadió la novel legisladora.

 

 

 

 

La representante cuestionó tres puntos importantes en este acto de declaración de Emergencia por Violencia de “género” que entiende pertinente destacar: ¿De cuántos y cuáles géneros estamos hablando? Pues en Nueva York existen estatutariamente treinta y dos. Utilizar el término “género” es degradar a la mujer a una concepción subjetiva muy simplista. Nos levanta bandera que una Orden para Declarar un Estado de Emergencia en contra de la violencia hacia la mujer, tenga que usar un término tan ambiguo. Por lo que nos surge la interrogante de ¿por qué no se llaman las cosas por su verdadero nombre: “mujer”, no “género”?  

 

 

 

 

“Si la finalidad de la Orden es atender a toda persona que enfrente violencia doméstica, el lenguaje debe ser más concreto. Todos hablan de declarar un estado de emergencia por la violencia de “género”, pero se guarda silencio sobre lo que implica dicha “declaración”.  Al declarar el “estado de emergencia” se asignan fondos adicionales a los grupos que llevan años alegando que están atendiendo el problema y por sus propias alegaciones no han obtenido los resultados esperados, sostuvo Lisie Burgos”. 

 

 

 

 

 

“Es importante que la ciudadanía tenga información de cómo se han utilizado los fondos que les han sido asignados en el pasado. No existe conexión alguna entre la mal llamada educación con “Perspectiva de Género” y el detener la violencia contra la mujer. De hecho, en los países donde se ha implementado este modelo (países nórdicos), la violencia hacia la mujer, no tan solo ha aumentado, sino también las agresiones sexuales contra ellas y contra los niños. No podemos jugar a la justicia, tenemos realmente ser justos, concluyó.”

 

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram