Se tensan relaciones diplomáticas ente Francia y Estados Unidos por venta de submarinos nucleares a Australia

EDICIÓN IMPRESA

Por.  Rafael Santiago Medina 

 

 Australia sustituyó el contrato con Francia para la compra de 12 submarinos nucleares por un nuevo acuerdo con Estados Unidos para tales propósitos. Esto ha suscitado tensión diplomática entre los gobiernos franceses y estadounidenses, emblemáticos aliados hasta ahora.

 

Este movimiento se produjo a pesar de que Emmanuel Macron dio vueltas diligentemente a los barcos alrededor de las aguas del Pacífico y el Mar de China Meridional, y proclamó en voz alta que Francia se estaba uniendo al ‘eje Indo-Pacífico’ dibujado por Estados Unidos para contener a China.

 

Empero, Washington ha soslayado su lealtad con este importante aliado mundial, sacrificando la alianza entre los dos países, dando prioridad a sus propios intereses económicos.

 

El viernes 17 de septiembre, París llamó a sus embajadores en Washington, DC y Canberra para discusiones, lo cual denota la tensión diplomática entre ambos países que han sido históricamente importantes aliados.

 

Las tensiones en el Indo-Pacífico han aumentado, con Estados Unidos y China compitiendo por el predominio y aumentando su presencia militar, las naciones de la región enfrentan un difícil acto de equilibrio para asegurar sus intereses. Y ante este cuadro de la política internacional, dos importantes aliados occidentales como Francia y Estados Unidos tensan sus relaciones diplomáticas y se distancian peligrosamente.

 

Francia tiene 7,000 soldados, 15 buques de guerra y 38 aviones estacionados permanentemente en la región de Asia y el Pacífico, reveló recientemente el contralmirante francés, Jean-Mathieu Rey. Entre finales de marzo y principios de junio se les unieron el portaaviones nuclear Charles de Gaulle, el submarino de ataque nuclear Émeraude, varios aviones más (incluidos cuatro Rafales y un avión de reabastecimiento aire-aire A330), la batalla anfibia Jeanne d’Arc. grupo, el portahelicópteros anfibios Tonnerre, y la fragata furtiva Surcouf, para ejercicios conjuntos con Estados Unidos, Australia, Japón e India.

 

En 2019, una fragata francesa navegó por el Estrecho de Taiwán, provocando una disputa diplomática con China – pero nunca a esta escala. Está claro que este despliegue en el ‘eje Indo-Pacífico’  tenía la intención de impresionar a China. El presidente Emmanuel Macron lo ha negado en ocasiones, pero durante una visita a Australia y al territorio francés de ultramar de Nueva Caledonia en 2018 advirtió que China estaba “construyendo su hegemonía paso a paso”.

 

“No se trata de suscitar miedos, sino de afrontar la realidad … Si no nos organizamos, pronto será una hegemonía que merma nuestra libertad, nuestras oportunidades ”, ha dicho Macron.

 

La transición de Francia, sin ningún debate público a la conversión en una “potencia del Indo-Pacífico”, ha sido silenciosa pero enfática al destacar que tiene territorios de ultramar en esa región (Nueva Caledonia, Polinesia Francesa, Saint Pierre y Miquelón), lo que la obliga a ser una potencia en el ‘eje Indo-Pacífico’ liderado por Estados Unidos.

 

El cambio semántico es significativo: en junio de 2019 el Departamento de Defensa de Estados Unidos aplaudió el cambio, que coloca a Francia en pie de igualdad con aliados como Japón, Australia y Singapur.

 

“Indo-Pacífico” es un término que se ha convertido en un lema estratégico de Estados Unidos. No obstante, ese denominado “arco de libertad”, como Japón llamó el eje Indo-Pacífico, se desvaneció gradualmente del panorama político y solo fue revivido diez años después por Donald Trump.

 

Éste cambió el nombre del Comando del Pacífico de Estados Unidos (Pacom), la autoridad a cargo de las fuerzas armadas de Estados Unidos en la región, a llamarse Comando del Indo-Pacífico (Indopacom). También resucitó el Quadrilateral Security Dialogue (QUAD), una alianza informal pero abiertamente militar entre Australia, Estados Unidos, India y Japón. La ley de autorización de defensa de Estados Unidos de 2019 marcó la pauta al afirmar que una ‘prioridad principal para Estados Unidos’ era ‘contrarrestar la influencia china’.

 

Tal objetivo complació a los líderes neoliberales y ultranacionalistas de los tres miembros de la alianza de Asia y el Pacífico: Australia volvió a tener un gobierno de coalición liderado por los liberales después de un breve interludio laborista; Shinzo Abe, animador de QUAD, volvió al poder en Japón; y el nacionalista hindú Narendra Modi dirigieron la India.

 

En febrero de 2020, Modi le dio la bienvenida a Trump a Delhi con un razzamatazz sin precedentes, aunque el comportamiento de Trump y su equipo redujo el impacto del cambio de política.

 

El presidente estadounidense Joe Biden ha seguido los lineamientos de la política de Trump en cuanto al papel de Estados Unidos en el eje Indo-Pacífico  y visualiza a China como un rival estratégico y al QUAD como el arma militar y política clave en su estrategia. El 12 de marzo, menos de dos meses después de asumir el cargo y antes de cualquier reunión bilateral con los líderes regionales, convocó a una videoconferencia con sus tres compañeros líderes de la alianza. El encuentro, inédito a este nivel, finalizó con un comunicado conjunto. Su contenido era vago, pero los cuatro hombres se comprometieron a “luchar por una región que sea inclusiva, saludable, anclada en valores democráticos y libre de coacciones”.

 

Los secretarios de Estado y Defensa de Estados Unidos, Antony Blinken y Lloyd Austin, respectivamente, realizaron una gira de seguimiento por Asia, con la esperanza de llevar a Corea del Sur a un formato “QUAD plus” que también podría incluir a otros países asiáticos, así como a potencias europeas como Francia, Reino Unido y Alemania. Expertos en geopolítica hablan de una posible extensión geográfica de la OTAN o del establecimiento de una especie de OTAN asiática contra la “dictadura china”.

 

 Así andan las cosas en la diplomacia internacional en la región de Asia y el Pacífico

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram