Senador visita reserva natural Bosque Carite ante denuncias ambiental

EDICIÓN IMPRESA

El senador Albert Torres Berrios celebró una inspección ocular en la reserva natural del Bosque Carite en respuesta a las denuncias realizadas por científicos, líderes comunitarios y varias agencias gubernamentales en las que advierten sobre actividades recreativas y deforestación que coloca en alto riesgo especies endémicas que allí habitan, así como al lago Carite, del cual se sirven millones de galones de agua para suplir el sistema de riego potable de gran parte de la zona.

El doctor Rafael Joglar, biólogo y catedrático de la Universidad de Puerto Rico, y uno de los principales defensores de los sistemas ecológicamente sensibles en Puerto Rico, estuvo presente en la vista, toda vez que su más reciente llamado de concienciación ambiental aboga particularmente por la protección de esta zona, fuera a través de la Comisión Senatorial de Agricultura y Recursos Naturales presidida por el Senador Torres Berrios.

El Doctor Joglar, autor de varios libros sobre el tema, dirige el Proyecto Coquí, organización cuya misión primordial es proteger el medio ambiente para lograr la conservación de la biodiversidad, así como el Laboratorio Herpetología ,dirigido a investigaciones de anfibios y reptiles.

Joglar, residente en el sector Carite de Guayama, explicó que el lago es visitado por personas que practican deportes acuáticos sin tomar medidas cautelares que protejan la biodiversidad del sector, además, de poner en riesgo el sistema de riego y suplido de agua por parte de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillado (AAA), que estuvo representada en la inspección.

Tanto el científico, como representantes de agencias de gobierno presentes en la vista, aseguraron que recientemente se ha observado un avión acuatizando en el lago, lo que preocupa aún más, pues de derramar combustible no solo pone en riesgo la biodiversidad que allí habita, sino, además, el agua que es manejada por la AAA como riego potable y utilizada a diario por cientos de miles de personas.

“Este bosque de Carite y el lago están llenos de especies, por lo tanto, es tan importante o más importante que el Yunque y más hermoso, pues está lleno de especies en peligro de extinción”, reclamó Joglar.

Explicó que tanto el lago Carite como el Bosque, atraviesan unas presiones enormes, “por lo que tenemos la necesidad, urgencia y la responsabilidad de proteger el lago y proteger el bosque y el gobierno de Puerto Rico tiene unas instituciones cuya responsabilidad tiene que ver con eso… yo llegué aquí hace 45 años a estudiar el coquí dorado, lo tuve en mis manos y desapareció y recursos naturales y las agencias federales lo protegieron después de desaparecido… por lo que tenemos que decir (a las agencias), les toca hacer esto y esto, así que protejan nuestros recursos”.

Los representantes de la Autoridad de Energía Electiva y la AAA, así como del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales validaron las denuncias realizadas por Joglar manifestando extrema preocupación ante las perceptibles consecuencias que estas actividades pudieran ocasionar.

Por su parte el senador Torres Berrios, se comprometió a auscultar todas las alternativas posibles para encaminar de manera expedita una movilización desde su oficina y la Comisión que dirige, “para dar curso a todos los recursos administrativos y de ser necesario vías judiciales para que las agencias puedan atender esta situación”.

“No solo queremos que se intervenga con las personas que puedan estar haciendo mal uso de esta zona o realizando trabajos de deforestación que impacten el bosque y el lago, sino ofrecerles los recursos necesarios a todas las agencias para orientar, educar, mantener vigilancia constante en la zona y de ser necesario, adoptar las medidas que permita la ley para adjudicar responsabilidades”, sostuvo Torres Berrios.

En el recorrido el senador Torres Berrios visitó lo que fue el Área Recreativa Villas Lago Carite, que perteneció a la Unión Autentica (UAI) de la AAA y la cual, a partir de las controversias en esta organización, fue abandonado y adquirido por un inversionista, pero que en la actualidad representan un ente contaminante tanto para la belleza del entorno como al sistema forestal.

“Esto sinceramente es un adefesio que se ha convertido en un dolor de cabeza para los residentes del área, los cuales han denunciado actividades de cuestionables propósitos, en adición a ser un constante desecho contaminante al lago”, sostuvo Torres Berrios.

Añadió que citará a vistas públicas, cuyo propósito será lograr articular esfuerzos intergubernamentales y equiparlos “con los recursos necesarios para salvaguardar este patrimonio mundial”.

Mantente bien informado en Puertoricoposts.com

Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Otras Notas

Síguenos en Instagram